Brisura de trufa de invierno Tuber Melanosporum Vitt.

Brisura de trufa de invierno Tuber Melanosporum Vitt.

En Gusto Mediterráneo comercializamos brisura de las variedades Tuber Melanosporum y Tuber Aestivum, ambas con unas propiedades culinarias extraordinarias, pero en este post nos centraremos en la primera, elaborada con trufa negra, también denominada “trufa de invierno”.

La trufa de invierno es un producto de alta calidad gastronómica, apreciado por muchos cocineros, y cada vez más implantado en nuestra cocina Mediterránea. Además, tenemos la inmensa fortuna de que España sea el mayor productor del mundo. Este hecho supone que podamos degustar este preciado hongo en su estado natural entre los meses de noviembre a marzo. Pero semejante manjar debería poderse disfrutar durante todo el año, y con esta finalidad se ha elaborado la brisura de trufa Tuber Melanosporum Vitt.

 

¿Qué es la brisura de trufa?

La palabra “brisura” proviene del francés brisure que, a su vez, procede de briser, cuya traducción seria “romper”. Por lo que se puede deducir que la brisura de trufa se trata de virutas o trocitos de trufa. Pero, para poder hacer un buen uso culinario de ella, sería interesante conocer cómo se elabora esta maravilla.

 

¿Cómo se hace la brisura de trufa?

Para empezar, seleccionamos, lavamos y cepillamos, minuciosamente, nuestra trufa de invierno, y la sometemos a una 1ª esterilización añadiéndole el porcentaje apropiado de agua y sal. Después volvemos a seleccionar el producto obtenido y le aplicamos una 2ª esterilización en la que le añadimos jugo de trufa. Para finalizar, envasamos el producto para conseguir su estado óptimo de conservación.

Ahora sí, ya tenemos el producto listo para ser utilizado, ensalzando y potenciando infinidad de recetas culinarias gracias al intenso olor y sabor único que atesora la trufa de invierno (Tuber Melanosporum Vitt.)

 

¿Cómo se utiliza la brisura de trufa?

Nuestra brisura de trufa está enfocada para un uso profesional, por ello, es muy demandada por los profesionales del sector y de la industria alimentaria. Año tras año no para de crecer la demanda de productos trufados, y algo realmente increíblees que, tanto la brisura de Tuber Aestivum como la brisura de Tuber Melanosporum, se puede utilizar en una amplia gama de productos alimentarios, siendo los más utilizados por la industria agroalimentaria los embutidos, quesos, patés, salsas, snacks…

La brisura de trufa también se puede incorporar a infinidad de recetas, ya que la trufa conecta de forma poética y armoniosa con casi cualquier alimento. Podemos crear así, una preciosa sintonía en cualquier elaboración culinaria, tales como pastas, arroces, salsas, guisos, fondues, tortillas, revueltos, verduras, cremas, salteados, carpaccios, tostadas, ensaladas, postres…

Lo ideal es incorporar la brisura de trufa al final de nuestras elaboraciones, al igual que se hace con la trufa fresca, de este modo mantendremos su preciado aroma y sabor más frescos.

En Gusto Mediterráneo estamos muy orgullosos de la calidad de nuestra Brisura de Trufa, ya que, para su elaboración utilizamos la mejor trufa negra del mundo, la Tuber Melanosporum Vitt de Teruel.