Tostadas con trufa y Aceite

Tostadas con trufa y Aceite

Ingredientes:

-          Unos gramos de trufa negra salvaje

-          Pan (a elección del comensal)

-          Aceite de oliva virgen extra (de buena calidad)

-          Sal

Preparación:

1. La trufa debe llorar: para conseguir este efecto y que el aroma del hongo sea extremo hay que laminar la trufa, con la ayuda de un cuchillo. Es importante que las lascas sean muy finas. Después se deben colocar en un cuenco pequeño, al que también añadiremos una pizca de sal. Al dejar la trufa en contacto con la sal durante algo más de una hora, el hongo llorará o sudará, aportando un sabor extremo.

2. Añadir aceite: Tras el proceso de “llorado” de la trufa salvaje, solo hay que añadir el aceite de oliva virgen extra a las láminas y dejarlo que macere durante todo un día. Con dos o tres cucharadas de aceite es más que suficiente.

3. Tostar el pan: las rebanadas del pan elegido deben tostarse ligeramente. Un pan de pueblo es la opción perfecta para esta receta, aunque el consumidor puede escoger el tipo de pan que más le guste.

4. Montar la tostada: con una cuchara se coloca el aceite trufado y las láminas de trufa sobre las tostadas. También se puede añadir una pizca de sal para rematar el plato. El resultado es excelente.