Como trufar alimentos

Como trufar alimentos

La gastronomía te lleva a un mundo fascinante e interminable de posibilidades a la hora de descubrir nuevos estímulos sensoriales, donde los aromas y sabores de productos y recetas  tradicionales y artesanos, sorprenden y enriquecen nuestra identidad culinaria.

La trufa es un excelente y singular producto que nos da la naturaleza con auténtico arte culinario, para aprovechar delicadamente en los recetarios, y pasar a ser la protagonista por el mero hecho de aprovechar su penetrante aroma, consiguiendo trufar prácticamente cualquier alimento.

Experimenta y da aroma a tus mejores recetas utilizando la trufa como condimento, no como alimento. Tus productos solo necesitan tiempo en compañía del “diamante negro”, sacando un gran partido con una pequeña cantidad de esta, trufa alimentos de forma natural y saludable. Puedes consultar nuestro blog para ver las diferentes variedades de trufas. Elige una trufa de calidad para que el resultado sea el deseado.

 

¿Cómo trufar huevos? Huevos trufados

Puedes usar tanto trufa negra (Tuber Melanosporum) como trufa de verano (Tuber Aestivum), si son frescas y de calidad, conseguirán aromatizar unos huevos frescos, de gallina o codorniz, impregnándolos con su penetrante aroma, simplemente actuando de forma meramente presencial.

Ingredientes:

-       6 huevos camperos.

-       25 gr de Trufa negra solo para aromatizar.

Preparación:

-       Acomodarás la trufa sobre un papel adsorbente de cocina que evite que esta coja humedad y se deteriore con mayor rapidez en un recipiente hermético. Alrededor de la trufa pon los  huevos camperos (enteros con cascara) y cierra herméticamente el recipiente.

-       Guarda en el frigorífico de 2 a 3 días (a más tiempo, más aroma). El huevo, a través de los poros de su cascara, absorberá el potente e inconfundible aroma de este hongo consiguiendo penetrar en su interior.

La degustación:

Una vez los huevos están trufados, están listos para usar, experimentar y disfrutar del su aroma sin ni siquiera haberla tocado.

Como recetas destacadas puedes preparar unos huevos escalfados o huevos poché, en su terminología francesa también unos huevos rotos con jamón, en nuestro blog encontraras recetas de  tortilla con trufa negra silvestre y  huevos trufados fritos  con patatas, y añadiendo unas virutas de trufa rallada por encima, pocas recetas hay que pueden superar a esta en la cocina.

 

¿Cómo trufar aceite? Aceite de trufa

El tan popular aceite de trufa blanca y algunos otros, que comercializan algunas grandes superficies, nos dejan un mal sabor de boca, al encontrarnos que ni siquiera llevan trufa y no tienen ninguna de las propiedades de este hongo. Estos sucedáneos se crearon con esencias de laboratorio que quieren imitar a productos nobles y reconocidos. Os dejo este enlace para que podáis consultar algunos de los engaños que podemos encontrar en aceites productos trufados que se venden en España  “Asociación de enemigos del aceite de trufa blanca”.

Ten en cuenta que la trufa es un hongo, y el aceite no es un medio de conservación para este.

Por ello, siempre que quieras aceite aromatizado, hazlo de forma natural, con aceites de oliva virgen extra suaves para que el aroma de la trufa no pase desapercibido,  y conseguirás de forma fácil y sencilla el auténtico aroma de la naturaleza en tus platos.

Ingredientes:

-       250 ml de aceite virgen extra suave.

-       10 gr de Trufa negra Gusto Mediterráneo.

Preparación:

-       Pon dentro de un frasco de vidrio con cierre hermético aceite virgen extra.

-       Rallada o laminada en pequeños trozos, introduce la trufa negra en el aceite, mezcla bien y deja macerando 24 h.

-       Puedes conservarlo en el frigorífico para que no pierda las propiedades aromáticas que la trufa le transmite. Si pasados 15 días no lo has gastado deberás colar y quitar la trufa del aceite virgen extra para que esta no se ponga mala.

La degustación:

Este aceite trufado aportará un toque especial como aliño en tus recetas. También puedes ver en nuestro blog como hacer unas tostadas con aceite y trufa  y ensaladas con trufa negra, algo fácil y sencillo que te sorprenderá.

 

¿Cómo trufar arroz?

Aprovecha el fuerte y penetrante aroma de la trufa negra para cocinar un arroz bomba, o de cualquier otro tipo, que con antelación hayas trufado tú mismo.

Ingredientes:

-       1kg de Arroz

-       25 gr de Trufa negra solo para aromatizar

Preparación:

-       En un recipiente hermético entierra la trufa bien limpia y seca en el arroz. Este nos evitará que coja humedad y se deteriore, a la vez que absorbe su aroma.

-       Guarda en el frigorífico y pasados de 2 a 3 días (a más tiempo, más aroma), ya tendrás perfumado el arroz.

La degustación:

Hay un gran número de recetas con arroz trufado que puedes hacer, arroz con setas o boletus, arroz meloso, incluso un arroz blanco. En nuestro blog puedes consultar una receta de Risotto con trufa negra.

 

¿Cómo trufar queso? Queso trufado

La trufa negra o blanca puede trufar prácticamente cualquier alimento, pero los que más fácil impregna con su aroma son los que tienen una cantidad importante de grasa o productos lácteos, transmitiéndoles las propiedades aromáticas de la trufa fresca con gran facilidad.

Puedes trufar cualquier variedad de queso, tales como el queso manchego, Brie, gouda etc.

Ingredientes:

-       500 g de Queso

-       10 gr de Trufa negra solo para aromatizar

Preparación:

-       En un recipiente hermético pon papel de cocina para evitar que la trufa se humedezca, corta el queso en porciones y ponlo junto a ella.

-       Guarda en el frigorífico y pasadas 24 h ya tendrán el queso trufado listo para ser degustado.

La degustación:

El queso brie francés o el español torta del casar lo serviremos untando en el pan o canapés, rallando trufa potenciaremos su perfume. Un queso manchego, que hemos trufado previamente, podemos ponerlo en aceite o rallarlo directamente sobre platos de pasta con setas o boletus. que consigue realzar el aroma de nuestro hongo, la trufa negra de Teruel.

 

¿Cómo trufar mantequilla? Mantequilla de trufa

Sabiendo que la trufa fresca deposita con facilidad todo su potente aroma en alimentos lácteos y con importante componente graso, la fusión de la trufa con la mantequilla consigue destacar el aroma del hongo en todo su esplendor con gran sencillez.

Ingredientes:

-       150 gr de Mantequilla.

-       15 gr de Trufa negra Gusto Mediterráneo

Preparación:

-       Deja la mantequilla fuera de la nevera hasta que esté a punto de pomada.

-       Corta en pequeños trozos o ralla la trufa negra sobre la mantequilla.

-       Mezcla bien y deja reposar en el frigorífico 24h.

-       Conserva en frigorífico un máximo de 15 días y congela lo que te sobre.

La degustación:

Puedes usar la mantequilla trufada en tostadas, como aperitivo, en platos de pasta o risotto, incluso en salvas que servirán para aliñar platos de carne o pescado. Es sorprendente el aroma y sabor que consigue absorber la mantequilla de una trufa negra.

 

Curiosidades

La Trufa Negra (Tuber Melanosporum) o la Trufa de Verano (Tuber Aestivum), si son frescas y de calidad, pueden trufar cualquier alimento que te propongas, Miel, Foie, Embutidos, vinagres, sal, vinos, brandys, etc... Potencia tus platos sin necesidad de gastarla, trufa con su penetrante aroma los productos que vas a cocinar y disfruta de una fragancia natural en tus recetas.

 

En Gusto Mediterráneo seleccionamos las mejores trufas negras frescas para la venta online, lavadas y en el punto óptimo de frescura y maduración, se envían en transporte refrigerado exprés para que en 24 h estén en tu domicilio, así disfrutaras de trufas recién recolectadas de máxima calidad.

                                               Comprar trufa negra