Como cultivar trufas, truficultura

Como cultivar trufas, truficultura

La palabra truficultura (plantación trufera) es comúnmente utilizada para definir una actividad agrícola que implica cultivar encinas, robles y avellanos, principalmente. Los cuales han sido sometidos a un proceso de micorrización en un vivero especializado, para que produzcan trufa fresca pasados los años.

Las trufas silvestres prácticamente han desaparecido por la sobreexplotación o la sequía y, sin embargo, la trufa negra ha aumentado su consumo a nivel mundial debido al auge de la alta cocina. Por ello, la trufa cultivada, aunque no alcance el precio de la trufa silvestre, es de un valor interesante, y proporciona una fuente de riqueza en las regiones de España donde se cultiva, a la vez que, indirectamente, estabiliza el precio de la trufa silvestre.

¿Qué tengo que tener en cuenta para hacer una plantación?

Hoy en día se pueden comprar plantas micorrizadas en invernaderos por un precio en torno a los 5 euros. Esta planta micorrizada producirá trufas pasados unos años, si se dan determinadas condiciones, tales como:

-       Características del suelo

-       Condiciones climatológicas

-       Elección de la planta huésped.

 

  1.     Características del suelo:

En primer lugar, realizar un análisis del terreno en un laboratorio es fundamental. Este te ayudará a conocer la presencia de carbonatos y pH que debe estar entre 7.5 y 8.5. Entre otras características, es conveniente elegir zonas que exista un riesgo reducido de encharcamientos, el suelo debe ser permeable, aireado y filtrante. Por ello, no es aconsejable cultivar plantas truferas sin asegurarte previamente que el terreno es apto para la truficultura, ya que la inversión es alta y podrías no obtener los beneficios esperados.

 

  1.     Condiciones climatológicas:

Son los climas mediterráneos fríos y húmedos, condiciones que se dan en varias zonas de la península, pero en especial, el sureste de Teruel en la comarca Gúdar-Javalambre, donde se concentran las mayores plantaciones truferas de España. Aun así, las lluvias son cada vez menos abundantes, lo que hace necesario la construcción de pozos para su regadío, ya que sin agua no hay producción.

 

  1.     Elección de la planta huésped:

Aunque existe la posibilidad de micorrizar diferentes variedades de trufas, como la Trufa de Verano (Tuber Aestivum), en España la Trufa Negra (Tuber Melanosporum), es la que mayor aceptación tiene por su alto valor gastronómico. Las plantas elegidas principalmente por los viveros son las encinas (también denominadas Carrascas), robles y avellanos.

Dependiendo de las características del suelo elegiremos una planta u otra.

 

 ¿Cuándo empezaré a recolectar las primeras trufas?

Uno de los factores de éxito es tener en cuenta todas las recomendaciones, pero en la truficultura no hay nada que se cumpla al 100%, más bien se trata de un proceso de ensayo y error, y si todo va bien a los 8 años de realizar la plantación se obtienen los primeros resultados.

La práctica de la truficultura en España está en auge, principalmente en regiones como Teruel o Soria, lugares donde ya existía trufa silvestre y ahora se están realizando numerosas plantaciones. Concretamente en Sarrion (Teruel) existen un gran número de viveros y empresas especializas en plantaciones truferas que abastecen a la comarca Gúdar- Javalambre de todo lo necesario para que una explotación trufera tenga éxito.

Puedes comprar trufa fresca online de máxima calidad con la garantía de  Gusto Mediterráneo.